Contáctanos al +56 2 2263 3434

tratamiento de la sepsis

En este artículo mencionamos que los mayores de 65 años son los más propensos a contraer una sepsis, hablamos de qué es esta infección también llamada septicemia, cuáles son sus síntomas y los recursos para prevenirla.

La sepsis es una enfermedad muy grave en cualquier paciente, pero en un adulto mayor puede serlo aún más. Los pacientes de esta edad tienen el triple de probabilidades de tener secuelas cognitivas, es decir , de ver disminuidas sus capacidades mentales, lo que hace muy difícil que puedan volver a tener la misma calidad de vida que antes. Además, el riesgo de morir por sepsis grave aumenta a medida que envejece. Así que es importante poder detectarla lo antes posible para que el tratamiento sea efectivo.

Tratamiento de la sepsis

La sepsis debe ser sospechada y reconocida lo más rápido posible. Debe tratarse rápidamente, ya que cada hora en que no se trata aumenta el riesgo de muerte.

El tratamiento de la sepsis es con líquidos intravenosos y antibióticos, por lo que se requiere que el paciente permanezca internado. Se pueden necesitar otros medicamentos, como los que aumentan la presión arterial. También puede necesitarse administración de oxígeno por lo que en general se atiende al paciente en cuidados intensivos.

Generalmente se utilizan antibióticos de amplio espectro hasta que se determine cuál es la bacteria que originó la infección. Una vez que los análisis de laboratorio la identifican, se administran antibióticos más específicos.

Si el origen de la infección está localizado, como un absceso o una herida, se tratará ese foco en forma de curaciones o tal vez requiera cirugía para eliminar el tejido infectado.

Si la infección es viral, se administran medicamentos antivirales, pero en general hay que esperar que el sistema inmune responda.

El éxito del tratamiento de la sepsis depende de varios factores:

  • Cuándo se detectó y cuándo se inició el tratamiento. En general, el diagnóstico y tratamiento tempranos mejoran la probabilidad de recuperación del paciente.
  • El hecho de que se conozca la infección causante y de que pueda ser tratada efectivamente con medicación. Algunas infecciones son resistentes a los antibióticos.
  • El estado general del paciente. También son importantes la salud y fortaleza generales del paciente antes de la sepsis.

¿Qué podemos esperar de la recuperación de una sepsis?

Aunque la evolución de esta enfermedad es muy rápida, su recuperación es muy lenta: el paciente puede demorar semanas en recuperarse.

Cuando la salud lo permita, se lo trasladará fuera de los cuidados intensivos, especialmente para que recupere la fuerza. y continúe con el tratamiento de la sepsis. Cuando esté en condiciones de hacerlo, el médico le dará el alta para que pueda ir a casa, pero muchas veces necesitan un centro de atención o rehabilitación. por tiempo más prolongado.

Los investigadores han descubierto que la sepsis no afecta sólo al paciente. El estrés de tener un miembro de la familia que está tan enfermo también puede afectar al cónyuge o pareja, especialmente si son los cuidadores principales. Por ejemplo, en ese estudio se observó que las esposas de sobrevivientes de sepsis graves tenían un mayor riesgo de desarrollar depresión. La depresión puede ser muy grave, afectando la calidad de vida e incluso la capacidad de mantener la independencia.

Como familiar usted puede ayudar a que el paciente se recupere mejor y más rápidamente:

  • Dejándolo descansar cuando está internado, ya que el movimiento incesante de un hospital y también el mismo tratamiento de la sepsis puede alterar bastante el sueño de los pacientes. Mantenga el TV y el teléfono móvil en bajo volumen, limite las visitas y hable con el personal en ambiente tranquilo.
  • Comuníquese con el personal del hospital: si usted tiene dudas, u observa algo fuera de lo normal o que le preocupa, comuníquese con la enfermera o el médico más próximo. Ellos están ahí para ayudarlo a que su familiar se recupere lo antes posible.
  • Cuando le den el alta y vuelva a su casa, un poco de ejercicio hará que el paciente recupere su fuerza. Que se levante y camine es tan necesario como que descanse bien.

Secuelas más frecuentes de la sepsis

  • Limitaciones físicas: Con frecuencia después de un tratamiento de la sepsis en el hospital los pacientes desarrollan 1 o más limitaciones de las que ya tenían, como incapacidad para manejar el dinero, para ir al baño o higienizarse, o para comer solo, etc.
  • El trastorno deglutorio es común y puede deberse a debilidad o daño neurológico, especialmente para los que permanecieron más tiempo en cuidados intensivos.
  • Deterioro cognitivo: debido a varios mecanismos, como la isquemia cerebral, los trastornos metabólicos y la neuroinflamación los pacientes pueden sufrir daño neurológico. Los más comunes son deficiencias en la memoria, la atención, la fluidez verbal y la resolución de situaciones cotidianas.
  • Deterioro de la salud mental: depresión y ansiedad suelen ser las más frecuentes.
  • Infección recurrente: Casi la mitad de los pacientes que sobreviven a una sepsis grave son reinternados dentro de los 90 días por otra infección, debido a la debilidad de su sistema inmunológico.
  • Exacerbación de enfermedades crónicas: como la diabetes, EPOC, condiciones cardíacas, renales, etc.

Estas secuelas tienen un impacto importante en la calidad de vida del paciente y sus familiares. Es muy probable que después del tratamiento de la sepsis su familiar necesite más atención que antes, así que considere seriamente la posibilidad de contratar servicio de enfermería o de cuidado a domicilio aunque sea por unas horas diarias.

Fuentes

Comparte y ayuda