Qué es un nebulizador? Todo lo que necesitas saber sobre tratamientos de nebulización

13 septiembre, 2017
tratamiento-nebulizacion

Qué es un Nebulizador?

Si usted tiene asma, el médico puede prescribirle un nebulizador como tratamiento o terapia de respiración. El dispositivo proporciona los mismos tipos de medicamentos que los inhaladores, pero funciona de forma diferente.

Los nebulizadores pueden ser más fácil de usar que los inhaladores, especialmente para los niños que no tienen edad suficiente para usar correctamente los inhaladores, o adultos y enfermos dependientes con asma grave.

Un nebulizador convierte el medicamento líquido en un vapor para ayudar a tratar su asma. Vienen en versiones eléctricas o con baterías. Vienen en diferentes tamaños, grandes que se conectan a una pared y de un tamaño más pequeño que se pueden llevar. Ambos están hechos de una base que contiene un compresor de aire, un pequeño recipiente para el medicamento líquido, y un tubo que conecta el compresor de aire con el recipiente de medicamento. Por encima del envase de la medicina va una boquilla o máscara que se utiliza para inhalar el vapor.

nebulizador

¿Cómo funciona un nebulizador? y porqué es mejor que un inhalador?

El aire a presión pasa a través del tubo y convierte el medicamento líquido en vapor. Durante un ataque de asma o una infección, el vapor puede ser más fácil de inhalar que usando un inhalador de bolsillo. Cuando las vías respiratorias se estrechan – al igual que durante un ataque de asma – usted no puede tomar respiraciones profundas. Por esta razón, un nebulizador es una forma más eficaz para administrar el medicamento que un inhalador, que obliga a tomar una respiración profunda.

Los nebulizadores pueden entregar la medicación para el asma rápida o lentamente. También se puede administrar más de un medicamento en el mismo tratamiento. El tipo de medicamento y las dosis será prescrito por su médico o agencia de cuidados a domicilio. Puede recibir contenedores premezclados de líquido que pueden ser abiertos y colocados en la máquina, o puede que tenga que mezclar la solución antes de cada uso.

¿Cómo usar un nebulizador?

Su médico o agencia de cuidados a domicilio le dirá con qué frecuencia debe utilizar un nebulizador. Pregúnte si tienen instrucciones específicas para su tratamiento. También debe leer el manual que viene con el equipo.

Estas son las instrucciones generales sobre cómo utilizar un nebulizador:

– Ponga el compresor en una superficie plana donde puede llegar con seguridad a un enchufe y toma de corriente.

– Asegúrese de que todas las piezas están limpias.

– Lávese las manos antes de preparar el medicamento.

– Si necesita mezclar, medir la cantidad correcta y luego mezclar en el recipiente.

– Conectar el tubo con el compresor y el depósito de líquido.

– Coloque la boquilla o máscara.

– Encienda el interruptor y compruebe que el nebulizador funcione..

– Ponga la boquilla en su boca y cierre la boca alrededor de ella o ponga la máscara firmemente sobre la nariz y la boca, sin dejar espacios..

– Poco a poco inspire y expire hasta que el medicamento se haya acabado. Esto puede tomar de cinco a 15 minutos según las instrucciones.

– Mantenga el recipiente de líquido en posición vertical durante todo el tratamiento.

¿Cómo limpiar y cuidar un nebulizador?

El nebulizador debe limpiarse después de cada uso y desinfectarse después de cada nuevo tratamiento. Puesto que usted está respirando el vapor de la máquina, debe estar limpia. Si la máquina no se limpia correctamente, las bacterias podrían crecer en su interior. Siga las instrucciones entregadas por la agencia de cuidados domiciliarios.

El tubo debe ser reemplazado regularmente, ya que no es posible limpiar completamente el interior de la tubería. Su proveedor de cuidados debe explicar con qué frecuencia debe cambiar el tubo.

Limpieza diaria de un nebulizador:

– Retire la boquilla / máscara y el envase del medicamento y lave con agua caliente y jabón líquido.

– Sacudir el exceso de agua.

– Vuelva a conectar el contenedor de medicamento y la boquilla / máscara con el compresor y encienda el nebulizador para secar las piezas.

Desinfección de un nebulizador:

– Sacar las piezas desmontables (la boquilla y el contenedor de la medicina).

– Remojar en mezclando una parte de solución proporcionada por su médico o vinagre blanco y tres partes de agua caliente.

– Dejar en remojo durante una hora o tanto tiempo como se indique en las instrucciones.

– Retire las piezas y deje secar al aire o vuelva a conectar la máquina para que se sequen.

– Consulte con su profesional médico o farmacéutico para asegurarse de que tiene las instrucciones correctas para la limpieza diaria y desinfectar el nebulizador.

Para qué enfermedades se usan los nebulizadores?

Los nebulizadores se usan para tratar síntomas y condiciones como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma, enfisema y bronquitis crónica. Cuando se utilizan medicamentos como ipratropio y salbutamol, estos tratamientos pueden mejorar la respiración mediante la apertura de los bronquios en los pulmones. Para aquellos con enfermedades pulmonares, los tratamientos pueden ser usados ​​varias veces al día o sólo cuando la condición es aguda.

Relacionado: Qué es la oxigenoterapia? y qué enfermedades lo necesitan

¿Cuáles son los beneficios de los nebulizadores?

Usar el nebulizador si usted tiene asma u otros problemas respiratorios se vuelve tan natural como ponerse los lentes en la mañana si tiene problemas de visión. Los nebulizadores tienen beneficios como tratamiento de enfermedades pulmonares.

1- Entrega efectiva de los medicamentos

Los nebulizadores envían medicamentos donde son más necesarios – los pulmones. A diferencia de los medicamentos sistémicos, que toman tiempo para pasar a través del tracto gastrointesinal hasta su torrente sanguíneo, el beneficio de la nebulización es que entregan medicamentos muy rápidamente directamente a las vías respiratorias. Albuterol, un broncodilatador utilizado comúnmente, comienza a trabajar en torno a cinco minutos cuando se administra en forma de nebulizador, en comparación con alrededor de 30 minutos cuando se administra por vía oral.

2- Prevención

Un beneficio de los tratamientos de nebulización es que pueden evitar el desarrollo de problemas respiratorios, así como tratar emergencias respiratorias agudas. Los broncodilatadores de larga duración tomados sobre una base diaria pueden mantener los tubos bronquiales abiertos.

3- Facilidad de uso

Los nebulizadores requieren muy poco esfuerzo para utilizar. A diferencia de los inhaladores, que generalmente requieren que se respira cuando se suelta la medicina, la medicina en una nebulización fluye continuamente. Se respira normalmente durante el tratamiento. los nebulizadores más nuevos son lo suficientemente pequeños para ser portátiles.

4- Menos efectos secundarios

La terapia con nebulizadores reducen el riesgo de efectos secundarios en comparación con la administración oral de los mismos medicamentos. Los nebulizadores tienen un menor riesgo de efectos secundarios a corto plazo, tales como dolor de cabeza, temblores o latido del corazón rápido. Los nebulizadores tienen también el beneficio de reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo de los esteroides, tales como pérdida de masa ósea, aumento de peso, presión arterial alta, niveles altos de glucosa o la susceptibilidad a la infección.

Fuentes: Healthline.com / livestrong