Contáctanos al +56 2 2263 3434

Cerca del 80% de los adultos sufren alguna vez dolor de espalda baja, comúnmente conocido como lumbago o lumbalgia. Además, muchas veces el dolor viene acompañado con dolor en el cuello o en la parte superior de la espalda.
Si usted o una persona a su cargo padece de este dolor, considere estos métodos naturales para ayudar a aliviarlo. Algunos son simples cambios de estilo de vida y pueden ser suficientes. Aprenda cómo los hábitos más saludables pueden mejorar su salud de espalda y aliviar su dolor.
1. MANTENGA BUENA POSTURA:
No debe sorprendernos que pasar horas frente al televisor o la pantalla de la computadora sea malo para la espalda. Las personas que pasan muchas horas sentadas en su trabajo o en mala postura en su sillón con mucha frecuencia padecen de dolor de la parte baja de la espalda. Comience todas las mañanas a corregir la postura desde que se para frente al espejo a cepillarse los dientes.
Estire su espalda durante el día cada vez que tenga oportunidad. ¡Pegue un papel en su TV o computadora que diga “Postura!”, para recordarlo todo el tiempo. Invierta en una silla cómoda con apoyabrazos y un buen respaldo para la parte inferior de la espalda. Mantenga su cabeza y cuello en línea con su torso, sus hombros relajados.
2. SALGA DE LA CAMA:
Los estudios muestran que las personas con dolor de lumbago que descansan sienten más dolor y tienen más dificultades con las tareas diarias que aquellos que permanecen activos. Los pacientes deben evitar más de tres días de reposo en cama por lumbalgia.
3. MANTÉNGASE EN MOVIMIENTO:
La actividad a menudo es la mejor medicina para el dolor de espalda baja. Ejercicios simples como caminar pueden ser muy útiles. La idea es salir de una postura sentada y colocar el cuerpo en una posición neutral y vertical.
Pero recuerde moverse con moderación, alejarse de actividades extenuantes como la jardinería, evitar cualquier movimiento que haya causado el dolor o levantar pesos.
4. FORTALEZCA ABDOMINALES:
La mayoría de las personas con dolor crónico en la parte baja de la espalda se beneficiarían si tuvieran los músculos abdominales más fuertes.
El torso es una combinación de muchos grupos musculares que trabajan juntos. Si los abdominales son débiles, otras áreas deben hacer el esfuerzo, por ejemplo, los de la espalda baja. Es entonces cuando aparece el dolor.
5. AUMENTE LA FLEXIBILIDAD:
Demasiada tensión puede causar dolor de espalda baja. Al aumentar la flexibilidad se reparte la carga por igual en todo el cuerpo desde los pies hasta la cabeza. Un buen ejercicio es sentarse en el borde de la cama con una pierna extendida y la otra en el piso. Estirar las pantorrillas inclinándose hacia adelante como para tomarse de los tobillos. Mientras lo hace, mantenga la espalda recta y estirada.
6. NO MÁS FAJAS:
Después de haber sufrido un ataque de dolor de la parte baja de la espalda, es tentador usar una faja apretando la zona lumbar. Pero esta faja no debe usarse más de 15 minutos seguidos, y sólo para hacer algún trabajo en especial. Si se mantiene puesta más tiempo, los músculos de la espalda se acostumbran a no hacer fuerza y se debilitan.
7. ALIVIE LOS PESOS:
Los bolsos, carteras o maletines son con frecuencia los culpables del dolor de espalda baja. ¿Realmente necesita todo lo que lleva ahí? Es muy probable que no. Deshágase de todo lo que no sea estrictamente necesario para su salida.
8. DUERMA EN POSICIÓN CORRECTA:
Las horas de descanso son importantes, y también cómo las obtiene. Siga estos consejos:
Si duerme de espalda ponga almohadas debajo de sus rodillas.
Si duerme de costado coloque almohadas entre sus rodillas para mantener su columna vertebral en una posición neutral.
Si se acuesta boca abajo hace que el cuello y la cabeza se retuerzan y puede causar un estrés excesivo en la espalda.
9. UTILICE TÉCNICAS DE RELAJACIÓN O TERAPIA:
La investigación muestra que prácticas como la meditación, la respiración profunda y el yoga  ayudan a la mente a descansar y pueden hacer maravillas con la contractura en la espalda baja.
El dolor de espalda a menudo está asociado con problemas como la depresión y la ansiedad y la terapia psicológica puede ayudar a mejorarla.
10. CONSULTE A SU MÉDICO:
Hay muchos medicamentos que pueden ayudar a sobrellevar la crisis, pero no se auto medique. También hay problemas de columna o renales que le pueden producir el dolor en la espalda. Consulte a su médico para que descarte otros orígenes y lo medique como corresponde.
 
Referencias:

 

Comparte y ayuda