Contáctanos al +56 2 2263 3434

Identificar la enfermedad de diabetes

La diabetes y sus síntomas no son fáciles de identificar. Los síntomas tempranos pueden pasar desapercibidos por meses o años. De hecho, una de cada tres personas con diabetes de tipo 2 no sabe que tiene la enfermedad. La mayoría experimenta los síntomas pero no se dan cuenta que son.
La detección temprana y tratamiento puede tener un impacto profundo en tu salud a largo plazo. Un atraso de tres años en el diagnóstico de diabetes puede aumentar el riesgo sobre enfermedades al corazón en un 29%. Por lo tanto, conocer lo síntomas puede ayudar a tomar control de la situación antes que sea demasiado tarde.
 

Qué es la diabetes

La diabetes es el término dado cuando los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) son demasiado altos para un período sostenido. Los síntomas suelen ser los mismos tanto para niños como adultos. Pacientes con diabetes tipo 1 generalmente desarrollan síntomas sin previo aviso, durante un periodo corto de tiempo. La condición se diagnostica a menudo en un modo de emergencia. La diabetes tipo 2 por otro lado progresa muy lentamente. Los síntomas tienden a aparecer de manera gradual, por lo que a menudo se pasa por alto. Algunos no experimentan ningún síntoma temprano en absoluto.
 

Síntomas de la diabetes

 

1- Los primeros síntomas de la diabetes: aumento en la frecuencia al orinar

Un aumento significativo de la frecuencia de la orina (poliuria) es un síntoma revelador de la presencia de azúcar en la sangre. Como punto de referencia, la persona promedio orina 4 a 7 veces en 24 horas. Ir durante la noche, a pesar de que ya has orinado justo antes de acostarse, es una alerta roja común.
¿Por qué ocurre?: los riñones están trabajando horas extras para expulsar el exceso de azúcar en la sangre. El azúcar que los riñones son incapaces de absorber debe ser expulsado por la orina.
 

2- Los primeros síntomas de la diabetes: sed excesiva

La sed excesiva, incluso por la noche, es un signo clásico de principios de diabetes.
Beber cantidades inusualmente grandes de líquidos durante todo el día y toda la noche puede ser un síntoma de diabetes. Puedes incluso comenzar a sentir sed inmediatamente después de que acabas de beber. Cuanto más se bebe más se orina, lo que genera un ciclo excesivo de micción (la acción de orinar).
¿Por qué ocurre?: Esta es la respuesta del cuerpo a la micción aumentada. Con toda la pérdida de líquidos adicionales, tendrás sed excesiva.

3- Los primeros síntomas de la diabetes: hambre excesiva

Te sientes muy hambriento (incluso después de solo comer una comida)
Las personas con diabetes pueden tener lo que parece ser un apetito insaciable. Tanto para comida saludable como no. El cerebro constantemente está diciendo que debes comer, como si no hubieras comido nada.
¿Por qué ocurre?: has perdido la capacidad para regular el azúcar en la sangre, lo que conduce a fluctuaciones significativas en los niveles de glucemia. Cuando estos niveles caen en picado, el cerebro piensa que está hambriento y anhela más azúcar y calorías.

4- Los primeros síntomas de la diabetes: pérdida de peso inesperado y no intencional

Una rápida pérdida de peso no intencional es un signo de diabetes. Esto podría estar en cualquier lugar a partir de 5-10 kg en cuestión de semanas o meses. Este síntoma es mucho más típico de las personas con diabetes tipo 1.
¿Por qué ocurre?: sin nueva energía que llega a las células, el cuerpo es engañado haciéndole creer que se encuentra en inanición. A fin de proporcionar energía, el cuerpo responde descomponiendo las proteínas en el músculo, lo que provoca el deterioro muscular y la pérdida de peso inexplicable.
 

5- Los primeros síntomas de la diabetes: fatiga inusual y debilidad

Si no se gestiona o trata la diabetes comenzará a sentirse mal, cansado y fatigado. Incluso puede ser descrito como fatiga o letargo extremo, en el que uno se siente demasiado débil para realizar actividades diarias regulares.
¿Por qué ocurre?: como el azúcar permanece en la sangre en lugar de entrar en las células para proveer energía, literalmente tendrás menos energía. El cuerpo también gastará energía adicional para compensar estos niveles de azúcar irregulares. Los riñones a toda marcha, junto con los golpes de azúcar y la falta de sueño (debido a la necesidad frecuente de orinar en la noche) comienzan a pasar factura.
 

5- Los primeros síntomas de la diabetes: hormigueo (alfileres y agujas) o entumecimiento en las manos o los pies

Una sensación de hormigueo o adormecimiento en las extremidades del cuerpo – como las manos y los pies – es una señal temprana común de diabetes. Tiende a ocurrir a primera hora de la mañana después de despertarse, e incluso puedes sentir más como una sensación de ardor.
¿Por qué sucede esto?: el azúcar que permanece en la sangre comienza a dañar los nervios y terminaciones nerviosas. Los nervios que se encuentran más alejados del corazón no se reparan bien debido a problemas de circulación.
 

6- Los primeros síntomas de la diabetes: la visión borrosa es un síntoma precoz de la diabetes tipo 2

Una visión borrosa o distorsionada, así como ver “moscas flotantes” es un síntoma común de diabetes. Afortunadamente es en gran medida un problema reversible una vez que los niveles de azúcar en sangre se corrigen.
¿Por qué ocurre?: el exceso de glucosa (azúcar) en la sangre extrae líquidos fuera de las células y tejidos. Esto incluye el lente del ojo, por lo que puede hincharse y alterar la capacidad de concentración.
 

7- Los primeros síntomas de la diabetes: picazón en la piel o piel seca

Excesiva picazón en la piel irritada puede ser una señal de alto nivel de azúcar y desorden hormonal. Incluso la piel se puede oscurecer alrededor de las axilas o cuello, conocido como acanthosis nigricans.
¿Por qué ocurre?: la piel seca puede ser el resultado de una mala circulación y/o pérdida excesiva de líquidos por orinar demasiado. Oscurecimiento de la piel tiene que ver con un cambio hormonal, es decir, resistencia a la insulina.
 

8- Los primeros síntomas de la diabetes: cortes o heridas que son muy lentas de curar

No es raro que una persona con niveles altos de glucemia tenga una contusión, herida o corte que simplemente no sana. Esto es particularmente común en las extremidades que están más alejadas del corazón, como las manos o los pies.
¿Por qué ocurre?: azúcares persistentes en la sangre comienzan a hacer daño a las arterias y venas, restringiendo la circulación. Se requiere sangre para facilitar la curación, una circulación tan limitada a una herida ralentizará el proceso de curación y cicatrización.
 

¿Tienes alguno de estos síntomas?

Si experimentas cualquiera de estos signos tempranos de la diabetes, visita al médico. Mide el nivel de azúcar en la sangre, incluso puedes hacer una prueba con un pinchazo en el dedo no invasiva para conseguir un diagnóstico precoz y eventualmente puedes poner fin a que estos síntomas temporales se conviertan en permanentes.
 
Fuente: wisemindhealthybody.com
Adaptado: Serproen

Comparte y ayuda