Contáctanos al +56 2 2263 3434

      Cómo poner correctamente una inyección intramuscular

      Colocar una inyección intramuscular en tu hogar no es tan fácil cómo parece. En el siguiente artículo te mostraremos las precauciones y cómo colocar una inyección. Sin embargo realiza esto solo en caso que no tengas otra alternativa: si es posible recomendamos la asistencia de un experto o enfermera que pueda suministrar una inyección intramuscular a domicilio de manera correcta y sin posibles complicaciones.
      La inyección tiene una técnica específica y también posee potenciales riesgos, por ejemplo, pinchar un nervio.
       

      Preparación previa: materiales.

      -Guantes (no es estrictamente necesario)
      -Medicamento a administrar (puede ser un frasco o ampolla).
      -Aguja I.M.
      -Algodón: uno seco y otro impregnado con alcohol.
      -Jeringa del tamaño necesario (2ml, 5ml y 10ml).
      -Alcohol 70° (suero fisiológico en caso de inyectar una vacuna).

       

      En qué parte del cuerpo colocar una inyección

       
      1. Hombro (Deltoide): No escoger esta parte si la persona es muy delgada o el músculo es muy pequeño.
      donde-inyeccion-hombro
       
      2. Muslo (Vaso Lateral): Para niños menores de 3 años. Se divide el músculo en 3 partes iguales y se pincha el músculo central.
       
      3. Cadera (Ventrogluteal): En este caso hay que estar acostado de lado. Para encontrar la zona correcta hay que colocar la palma de la mano en la parte superior externa del muslo donde se encuentra con los glúteos. Apuntar el dedo pulgar en la ingle y los dedos hacia la cabeza de la persona. Formas una V con los dedos, separando el dedo índice de los otros tres. Sentirás la orilla de un hueso a lo largo la punta de los dedos meñique y anular. El mejor lugar para aplicar la inyección es en medio de esta V. Este lugar es bueno para adultos y niños menores de 7 meses.
       
      4. Glúteo: Trazamos dos líneas imaginarias en horizontal y otra de forma vertical de forma que queden 4 cuadrantes; se debe pinchar en el cuadrante superior-externo para evitar pasar por el nervio ciático. El contacto con el nervio ciático equivaldría a un fuerte dolor durante varios días. Esta zona no es apta para niños menores de 3 años, ya que aún no está lo suficientemente desarrollada.
      donde-inyeccion-gluteo
      Imagen enfermerapediatricasevilla.es
       

      Pasos a seguir

      1. Prepara el material en un lugar limpio
      2. Lávate las manos con abundante agua y jabón y luego colócate los guantes para evitar cualquier posible infección.
      3. Verifica el estado del medicamento, su fecha de vencimiento y realiza la mezcla en caso que el medicamento lo indique (ampolla + recipiente)
      4. Coloca al paciente e intenta que mantenga la zona de inyección relajada, preparándolo para el procedimiento. Entre más preparado y relajado esté menor será el dolor.
      5. Asegurate de que la jeringa nueva no tenga aire en su interior.
      6. Desinfecta la zona pasando el algodón bañado en alcohol y deja que se seque.
      7. Toma la jeringa con la mano hábil y coloque la jeringa entre el dedo pulgar y el índice. Deje el cilindro de la jeringa en el dedo del medio. Presiona y jala levemente la piel con la mano libre para tensar un poco.
      8. Introducir rápidamente y con seguridad la aguja en la piel. Sostén el cilindro de la jeringa fuertemente y usa la muñeca para inyectar la jeringa en la piel y músculo. La dirección de la aguja debe estar en 90° respecto a la piel.
      9. Cuando insertas la aguja debes aspirar un poco para asegurar no haber tocado un vaso sanguíneo. Si el inicio de la jeringa se llena de sangre (rojo), entonces esto quiere decir que está en el torrente sanguíneo y debes retirar la aguja y realizar todo el proceso (no en la misma exacta zona) con otra jeringa y una nueva dosis de medicamento. (Un experto puede reacomodar la misma jeringa insertada pero recomendamos retirarla completamente y desecharla).
      10. Inyectar muy lentamente el líquido del medicamento.
      11. Sacar la aguja una vez terminado en el mismo ángulo en que se introdujo, desecharla y cubrir el punto de punción con un algodón seco presionando suavemente.
      12. Desechar el material usado en lugares seguros, no la basura. Consulta dónde es un lugar seguro para botar el material.
      banner
      Aquí un video de los pasos recién nombrados. Agradecemos al Centro de Investigaciones en Salud de Comitán por el material.

       

      Puntos a tener en cuenta:

      -El medicamento debe ser recetado por un médico y conocer bien sus indicaciones en caso de administrar la inyección en tu domicilio: por ejemplo, hay medicamentos que cristalizan rápidamente al mezclarlos según receta, por lo que de no aplicar inmediatamente deberás cargar una jeringa nueva.
      -Nunca mezclar distintos medicamentos en una misma jeringa si es que necesitarás realizar 2 inyecciones.
      -Consultar a un experto en caso de personas con problemas de coagulación. Es posible que sea necesario aplicar agujas más finas y aplicar presión con el algodón por un tiempo más prolongado.
      -En caso de salir líquido de medicamente por el punto de punción al retirar la aguja, quiere decir que se introdujo mucho líquido o la presión muscular es muy intensa por estar muy poco relajado o nervioso.
      -Siempre aplicar el medicamento a temperatura ambiente en caso de tenerlo previamente en el refrigerador.
      -Todo material usado es desechable, sólo usarlo una vez.
      -Bajo inyecciones reiteradas, cambia la ubicacion de la piel donde se pincha para evitar daños. Deja mínimo un pulgar entre los lugares donde inyectas.

       

      Riesgos

      Siempre pueden haber riesgos de infección, sangrado (problemas de coagulación), dolor e inflamación. Necesitará cuidados inmediatos y atención médica en caso que notes una falta de aliento, se inflama la boca, labio o cara,  o surge un sarpullido o comezón. Debes comunicarte con un médico si presenta fiebre, tos, se forma un bulto o moretón en el área inyectada y no desaparece.
      En ningún caso promovemos la automedicación e inyección particular, sino que dar a conocer los pasos necesarios en caso de una emergencia. Para cualquier otro caso recomendamos solicitar ayuda o solicitar un servicio profesional de inyección a domicilio.